Nuevos informes de auditoría

Escrito por Raül Castán

Más información y transparencia para los usuarios de los informes de auditoría para incrementar la confianza y favorecer su toma decisiones.

Los nuevos requerimientos internacionales ya han entrado en vigor en España para todas aquellas auditorías de cuentas anuales correspondientes a ejercicios iniciados a partir del 17 de junio de 2016, por lo tanto, afectarán a los trabajos de auditoría que iniciaremos próximamente referentes a los ejercicios finalizados a 31 de diciembre de 2017. Recordamos que estos nuevos informes ya se han implantado en el Reino Unido, Holanda, Suráfrica y Australia, con una reacción positiva por parte de todas las partes involucradas.

A parte de algunos aspectos formales y algunos cambios de orden en lo que se refiere a la estructura de los informes, sólo haremos referencia a aquellas modificaciones más relevantes en su contenido, que originarán unos informes muy distintos y más extensos de lo que hasta ahora estábamos acostumbrados. Las modificaciones más importantes establecen que el auditor debe informar de los aspectos más relevantes y cuestiones clave de la auditoría en los cuales el auditor ha centrado su atención y su trabajo.

Para cada uno de los aspectos o cuestiones que el auditor considere que debe incluir en el informe, se describirán los riesgos más significativos, así como aquellas áreas de los estados financieros que hayan requerido estimaciones significativas por parte de la Dirección y para las cuales se identifique un cierto grado de incertidumbre, y aquellos hechos o transacciones significativos que se hayan producido. Es importante remarcar que la mención de estos aspectos o cuestiones NO implica que existan incorrecciones.

A continuación, el auditor debe explicar qué procedimientos ha realizado para dar respuesta a estos aspectos y cuestiones destacados como relevantes. Opcionalmente, el auditor puede incluir las observaciones derivadas de dichos procedimientos en relación a los aspectos y cuestiones analizados, que en ningún caso constituirán una opinión individual respecto al tema en cuestión.

Cabe destacar que un aspecto relevante o cuestión clave NO es una salvedad, pues el informe de auditoría sigue manteniendo el apartado correspondiente a las salvedades. Los aspectos que aparezcan descritos en el párrafo de las salvedades ya no aparecerán en el párrafo de los aspectos relevantes y cuestiones clave, con tal de no duplicar la información.

Otro de los cambios importantes en los nuevos informes de auditoría es el apartado referente a la responsabilidad del auditor en relación con la auditoría de los estados financieros, para el cual se amplía considerablemente la explicación, incluyendo la descripción del trabajo del auditor de cuentas. El objetivo es que el usuario del informe tenga claro qué es aquello que una auditoría le puede proporcionar.

A modo de conclusión, consideramos que estos cambios incorporados en los informes de auditoría incrementarán la información y la transparencia respecto al usuario final, generando así una mayor confianza en la auditoría e incrementando el valor del informe de auditoría.

 

Audit ACLM, S.L.P.

Raül Castán

raulcastan s

 

 

Enviar un comentario como invitado

Archivos adjuntos

0